Plan extraordinario de inversión pública de 53,7 millones de euros en cuatro años

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, ha diseñado un plan extraordinario de inversión para los próximos cuatro años para su aprobación en el próximo Consejo de la Gerencia de Urbanismo y que supondrá un nuevo paso en la estrategia de reactivación económica y social de la ciudad. El plan implicará la venta para el desarrollo de proyectos de inversión privada de interés general de una decena de parcelas y edificios municipales de forma que se generen unos ingresos totales para el Ayuntamiento de 53,7 millones de euros que serán destinados a 28 proyectos de inversión pública estratégicos en toda la ciudad. Esta estrategia a través de un uso sin precedentes del Patrimonio Municipal del Suelo se ha diseñado con los informes favorables de la Intervención y la Secretaría General del Ayuntamiento.
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto al delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, han presentado hoy esta estrategia, en primer lugar, a los grupos políticos de la Corporación y posteriormente a los principales agentes sociales y económicos de la ciudad, entre ellos la CES, la Cámara de Comercio, Gaesco, UGT, el colegio de Arquitectos, el colegio de aparejadores y arquitectos técnicos y el Colegio de Ingenieros de Canales, Caminos y Puertos.

Los objetivos de este plan son aprovechar al máximo los recursos públicos municipales, ejecutar un programa plurianual de inversiones no condicionado por el ejercicio presupuestario, contribuir a la reactivación económica y generación de empleo, el desarrollo de proyectos municipales de interés general y la puesta en marcha modelo de colaboración público-privada que permita la captación de inversiones.

Para ello, el plan establece la aprobación de 10 proyectos de inversión privada en suelos y un edificio municipal (la Gavidia) que supongan una oportunidad para el sector privado y que además generen una bolsa de ingresos estimados por estas ventas de 53,7 millones de euros. Estos ingresos se destinarán a 28 proyectos de inversión pública. Esta bolsa de operaciones urbanísticas con los ingresos que generen y de inversiones públicas van vinculadas a un periodo de tiempo de cuatro años de forma que se pueden ir programando y aprobando los proyectos sin necesidad de que se hayan materializado los ingresos. De esta esta forma, las primeras licitaciones de inversión pública con cargo a este programa podrán arrancar este mismo año.

Los proyectos de inversión con cargo a estos 53,7 millones de euros permiten el desbloqueo de iniciativas de interés general para la ciudad, que generan empleo y que conciertan un elevado grado de consenso. De hecho muchas de ellas tienen su origen en mociones e iniciativas aprobadas en el Pleno. Estos proyectos se dividen en seis bloques:

1. Inversiones para la promoción de vivienda pública y la rehabilitación: 3.941.860

2. Reurbanizaciones e inversiones vinculadas a desarrollos urbanísticos. Marco de colaboración público-privada: 9.969.500

3. Programa especial de inversiones en zonas con necesidad de transformación social: 2.700.000 euros.

4. Inversiones en el patrimonio de la ciudad: 18.757.000 euros.

5. Reurbanización de espacios libres con criterios sostenibilidad: 8.196.092 euros

6. Nuevos equipamientos públicos en desarrollo del planeamiento: 10.040.000 euros.

Entre estos proyectos vinculados a este plan extraordinario de inversiones públicas destacan la rehabilitación de Pajaritos, el nuevo parque público en Hacienda del Rosario, la reurbanización de los suelos de Avenida de Jerez, la peatonalización y transformación urbana del Casino de la Exposición, la regeneración urbana del Paseo de Torneo, actuaciones en bienes patrimoniales como Santa Clara, la Muralla de la Macarena, la Fábrica de Artillería o el Monasterio de San Jerónimo; los nuevos centros cívicos de Sevilla Este y Bermejales; el Palacio del Pumarejo, el pabellón de ingresos de Ranilla o un programa especial de 2,7 millones de euros en inversiones a las zonas con necesidad de transformación social.

La obtención de los ingresos se logra a través de una decena de proyectos de enajenaciones que permitirán la captación de inversiones privadas y el desarrollo de proyectos de interés general. Se trata de parcelas del Patrimonio Municipal del suelo que suponen una oportunidad para el sector privado y que pueden captar inversiones y lograr mejoras urbanísticas importantes en la ciudad. De esta forma, al mismo tiempo que se generan los ingresos se logra un efecto multiplicador en cuanto al impacto sobre la actividad económica y el empleo en la ciudad.
Entre otras destacan operaciones como nuevas viviendas en Cisneo Alto o Santa Clara de Cuba; el proyecto de inversión terciaria en la Gavidia, el desarrollo urbanístico de la parcela de Arrayán-Divina Pastora; el desarrollo urbanístico completo de los suelos de la Avenida de Jerez o las nuevas operaciones de Santa Justa o Abengoa –Ibisa (junto al centro comercial Los Arcos).

“Se trata en conclusión de una gran estrategia de inversión pública y privada en la ciudad para un periodo de cuatro años complementaria a los presupuestos municipales y a proyectos que se puedan impulsar en colaboración con otras administraciones o fondos europeos y con la que el gobierno de la ciudad quiere contribuir de forma contundente a la reactivación de la ciudad a través de la inversión y de un marco de colaboración público privada”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.