La Policía Local despliega la ‘Operación Llave’ de inspección de alojamientos turísticos

Agentes de la Policía Local, adscritos al Área de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, ha desplegado la llamada ‘Operación Llave’ de inspección de alojamientos turísticos en el Casco Histórico, atendiendo así a quejas vecinales y que, hasta ahora, se ha saldado con 98 apartamentos ilegales (en total, 345 plazas) de 114 (410 plazas) que se han inspeccionado en 15 edificios. Esta operación sigue abierta, y se encuadra en la estrategia municipal para lucha contra los alojamientos ilegales y la competencia, pues, desleal, así como para propiciar la convivencia de vecinos y turistas.

Tras las quejas recibidas tanto en el Distrito Casco Antiguo como en la propia Policía Local de Sevilla, agentes del Grupo de Policía Turística se dirigieron a las oficinas de la supuesta propietaria de uno de los edificios de los alojamientos. Su responsable se negó a facilitar dato alguno a los agentes, a pesar de haber sido informada de la obligación y responsabilidades de no hacerlo.

Durante el trámite de gestiones policiales, comprobaron que dicha empresa carecía de licencia alguna para ejercer la actividad y que, además, no era la propietaria real del edificio, sino la SAREB (la sociedad de gestión de activos de la reestructuración bancaria), según la documentación aportada a la Policía Local por la comunidad de propietarios (el pago de las cuotas mensuales). La SAREB se habría hecho cargo tras suspender pagos la antigua promotora encargada de la construcción del edificio en cuestión durante la crisis económica e inmobiliaria.

Posteriormente, inspeccionaron un total de 15 edificios. Ninguno era propiedad de la citada empresa, aunque sí uno de sus responsables acudía a las reuniones de las comunidades de vecinos como si lo fuera. Por tanto, se sospecha que responsables de la antigua promotora se estarían aprovechando de la situación para explotar los apartamentos turísticamente y obtener importantes beneficios, información que se ha puesto también en conocimiento de la SAREB. En todos los edificios se negaron a facilitar dato alguno a la Policía Local, pese a exhibir en la puerta anagramas propios de la actividad de hospedaje (AT).

En los 15 edificios inspeccionados, los agentes constataron que estaban destinados a la actividad de hospedaje turístico 114 apartamentos y con capacidad para 410 personas. La propia empresa se publicita en internet y en su blog como “los líderes desde el año 2007, contando con más de 70 apartamentos y 200 camas en el centro histórico de la ciudad”.

La Policía Local ha puesto todo en conocimiento de las distintas administraciones públicas para que surtan los efectos oportunos, así como de la SAREB, tras levantar 30 actas de denuncia por las infracciones detectadas: la negativa y obstrucción a la labor inspectora; ejercer la actividad de alquileres turísticos sin estar inscrita en el registro andaluz; ejercer esa actividad empresarial de manera clandestina; inacción ante las molestias y ruidos ocasionados de forma reiterada; publicitar en su página web sin el número de registro autonómico; y ejercer actividad de oficina de gestión de apartamentos turísticos y por la actividad de estos sin la preceptiva licencia de actividad.