La Policía Local de Sevilla realizó 206 intervenciones en el dispositivo del pasado fin de semana para controlar la botellona

La Policía Local de Sevilla realizó durante las noches de este pasado fin de semana (viernes y sábado) un total de 206 intervenciones, de las que 56 correspondieron a concentraciones de personas en la calle para el consumo de bebidas y 59 fueron intervenciones por molestias de ruidos a los vecinos, según el balance efectuado por este cuerpo adscrito a la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores del Ayuntamiento.

En este dispositivo policial para el control de la botellona y las actividades de ocio nocturno y enmarcado, además, en la vigilancia del cumplimiento de las exigencias sanitarias para prevenir el contagio por la COVID-19, destacó la intervención policial durante la madrugada del domingo que consiguió disolver una concentración de 200 personas en el Distrito Cerro-Amate.

Igualmente, durante esa madrugada se desalojó una vivienda en el Distrito Casco Antiguo donde se estaba celebrando una fiesta con música a gran volumen. Tras las denuncias de vecinos, los agentes comprobaron las molestias causadas por las 52 personas que, sin respetar las medidas sanitarias, se encontraban en la vivienda, requirieron al propietario poner fin a la fiesta e incoaron procedimientos sancionadores tanto por exceso de ruido como por el incumplimiento grave de las medidas sanitarias.

“La Policía Local va a ser muy contundente en la vigilancia de estos incumplimientos por el bien de todos. No podemos consentir que se desande todo el arduo camino que ya hemos pasado para doblegar la pandemia”, según ha advertido el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.