La Diputación de Sevilla solicita a la Junta de Andalucía equipos de protección individual para atender a las personas dependientes del Servicio de Ayuda a Domicilio

El presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, ha solicitado a la Junta de Andalucía las indicaciones precisas, en relación a las prestaciones de los servicios que la entidad supramunicipal ofrece al conjunto de la ciudadanía de los municipios de la provincia de Sevilla y, en concreto, a las personas dependientes y más vulnerables que reciben las atenciones desde el Servicio de Ayuda a Domicilio.

El mandatario provincial ha expresado que la Institución a la que representa ‘se pone al servicio de lo dictado por el Ministerio de Sanidad en cuanto a redoblar los esfuerzos para garantizar e intensificar la atención a este colectivo tan vulnerable al azote del COVID-19, y para ello es necesario contar con algo tan imprescindible y necesario como la dotación de equipos individuales de protección (EPI), como son guantes, mascarillas y batas’. Material que, como ha subrayado Villalobos, ‘es absolutamente necesario para salvaguardar la salud de trabajadoras y trabajadores que atienden a nuestros mayores. Equipos que son esenciales para garantizar las condiciones de salud laboral para este colectivo de profesionales y asegurar la salubridad y profilaxis de sus usuarios, mayoritariamente integrantes de un colectivo de alto riesgo ante la crisis del COVID-19’.

Villalobos ha manifestado que tras haber establecido los contactos con las empresas y los agentes sociales se ha verificado la necesidad de dicha cantidad de equipos individuales de protección y por ello ‘es trascendental disponer de ellos a la menor brevedad posible para garantizar la atención a las personas dependientes’. El presidente Villalobos ha asegurado que ‘la Diputación, ante la adversidad originada por esta pandemia, seguirá colaborando de forma activa, leal, subsidiaria y complementaria, en su papel de asistencia a los municipios y al conjunto de la ciudadanía’.

La Diputación, como ha expresado su presidente, ‘viene actuando de manera leal con la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, como órgano gestor del Servicio de Ayuda a Domicilio, pero siempre atendiendo a los usuarios que se nos deriva conforme a las resoluciones y PIE dictadas por la Junta de Andalucía, ya que en su conjunto, las diputaciones carecen de la condición de agentes de reconocimiento de dependencia, así como la de ser responsables a la hora de priorizar la atención de unos u otros usuarios a los que damos cobertura en virtud de criterios que nos vienen dados por parte del Gobierno andaluz’.

Colaboración con el Gobierno de España

Por otra parte, el presidente de la Institución Provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, ha hecho pública ‘la disponibilidad de la Corporación Provincial para colaborar con el Gobierno de la Nación, poniendo a su disposición los recursos e instalaciones de titularidad provincial para tratar de atajar y frenar en la medida de los posible el avance de la epidemia provocada por el COVID-19 y que pueden constituir una herramienta para la ciudadanía’.

Villalobos ha expresado que la Diputación de Sevilla pone a disposición del Ejecutivo Central unos recursos para ‘sumarse a la creación de ese escudo social al servicio de las personas’, que ayer proclamaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia tras el Consejo de Ministros que aprobó una serie de medidas de carácter social y económico para hacer frente a la emergencia sanitaria y social generada por el COVID-19.

La cesión de las instalaciones provinciales de Blanco White y de Pino Montano atiende al llamamiento realizado por parte de las autoridades nacionales, en el cual se instaba a dar a conocer los espacios dotados de cama o con posibilidades de serlo, con el objetivo de ser utilizados en caso de necesidad por parte de los responsables sanitarios.

Asimismo, cada una de las residencias cuenta con 30 aulas, en el caso de la residencia de Blanco White, y de 25 en la residencia de Pino Montano, que se sumarían a esas necesidades sanitarias.