La DGT y el Ayuntamiento ponen en marcha en dos colegios un proyecto pionero en Sevilla de caminos escolares seguros

La Dirección General de Tráfico (DGT) y el Ayuntamiento de Sevilla han puesto en marcha un proyecto pionero en la ciudad de caminos escolares seguros que se está desarrollando en dos centros educativos de los Distritos Casco Antiguo y Norte, concretamente en el CEIP Altos Colegios y en el María Zambrano, y que ya ha logrado un aumento de 14 puntos porcentuales de los desplazamientos a pie o en bici en este último colegio. Se trata del proyecto europeo STARS, que se pretende a extender a otros colegios ante los buenos resultados obtenidos y que tiene como objetivo fomentar la movilidad activa para acudir a los centros minimizando, así, la contaminación en los entornos escolares y mejorando la seguridad vial.

La jefa provincial de la DGT en Sevilla, Ana Luz Jiménez, y el delegado de Gobernación y  Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, y el del Distrito Norte, Juan Antonio Barrionuevo, han presentado hoy este proyecto pionero en el CEIP María Zambrano de Pino Montano, donde, además, han acompañado al grupo de escolares en el itinerario seguro que realizan cada día hacia el colegio.

En total, más de 600 alumnos de 25 clases del colegio María Zambrano han participado en este proyecto, que ha partido de un 67% de los desplazamientos a pie o en bici y que, a pesar de que el objetivo inicial era incrementarlo en cinco puntos, ha alcanzado un 81%.

Para el desarrollo de este proyecto, la DGT y el Ayuntamiento han realizado un trabajo conjunto para establecer dos caminos peatonales y ciclistas seguros que parten de un punto de encuentro para los escolares y discurren hasta estos dos colegios. Así, la experiencia piloto se está desarrollando en estos dos centros educativos durante el presente curso escolar y ha estado precedida de una labor centrada en la sensibilización y concienciación tanto de los padres y madres como de los menores, en colaboración con los profesores y la comunidad educativa. Asimismo, se ha procedido a realizar el estudio y la señalización de las rutas e itinerarios seguros, aplicando las medidas necesarias en materia de señalización o incluso reordenación de tráfico.

Este proceso se ha desarrollado durante el último año y antes de la puesta en marcha del proyecto se han acometido distintas actuaciones como el análisis de las distintas rutas y los hábitos de la comunidad educativa; la señalización específica de un itinerario seguro peatonal para los menores con un punto de partida seleccionado por su gran afluencia de personas y con el colegio como punto de destino; y la aplicación de medidas de seguridad vial como la restricción de la circulación de vehículos en la calle del centro en los horarios de entrada y salida de los menores.

Además, se han celebrado distintas jornadas de actividades y el llamado ‘juego de la serpiente’, consistente en una competición entre clases para incrementar el acceso peatonal o ciclista al centro. También se han repartido chalecos y placas para que los padres y madres y profesores voluntarios puedan organizar y coordinar diariamente la ruta segura al centro educativo a pie o en bici. A esto se suma una fase de formación práctica que estos voluntarios han recibido por parte de la Policía Local de Sevilla para aprender distintas técnicas a la hora de guiar al grupo, cortar el tráfico, etc.

Durante la presentación, la jefa provincial de la DGT ha elogiado “esta iniciativa, que hará que nuestros niños y niñas, además de los padres y madres, se conciencien sobre las distintas formas en las que se puede acudir a nuestros centros escolares, de recorrer muestras calles, de una forma en la que se busque la integración de todos ellos con el entorno, del que debemos de servirnos y al que debemos cuidar”. Para Ana Luz Jiménez, se trata de hacer, en definitiva, que la conciencia sobre nuestro entorno cale en la sociedad y consigamos entre todos unas ciudades más limpias, respirables y sanas, y cada vez más mentes que se preocupen de cuidarla. Ese es el verdadero futuro”. Asimismo, ha destacado “la transformación que los centros experimentan en materia de seguridad vial con la puesta en marcha de este proyecto, convirtiendo  lo que antes era un caos en una forma sostenible y ordenada de llegado al colegio”.

Por su parte, el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores ha señalado que próximamente se realizará la fase práctica en el CEIP Altos Colegios y que “el objetivo del gobierno municipal, una vez constatado el éxito de este programa, es ampliarlo a otros centros educativos de la ciudad convirtiéndolo en una línea de trabajo a seguir, en el marco del programa Respira Sevilla, para los próximos años si conseguimos que progresivamente se vayan sumando nuevos colegios”.

Para Cabrera, “justo en estos días en los que se está debatiendo en Madrid el futuro del cambio climático, este proyecto es un ejemplo de los compromisos que debemos adoptar las ciudades para lograr reducir las emisiones y no hay forma mejor de hacerlo que con medidas dirigidas precisamente a los menores, que conforman el futuro de nuestra sociedad”. “Éstas van a ser, de hecho, una pieza fundamental del programa Respira Sevilla que estamos ultimando y cuyo objetivo es un modelo más sostenible, saludable y habitable que refleje un compromiso firme contra el cambio climático”.

[]