Inicio de las obras de pavimentación de la Ronda Urbana Norte

El Ayuntamiento de Sevilla, en una actuación coordinada entre las delegaciones de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura; Gobernación y Fiestas Mayores y el distrito Norte inicia mañana día 10 de julio una inversión licitada por un importe de 774.000 euros para la implantación de un pavimento fonoreductor para la reducción de la contaminación acústica y una mayor protección contra el envejecimiento y los daños en la Ronda Urbana Norte (RUN), en el tramo comprendido entre la Glorieta de Berrocal y la Glorieta Olímpica. Este proyecto, elaborado y ejecutado desde la Gerencia de Urbanismo, se enmarca dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) para la Zona Norte de Sevilla a través del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible Feder 2014-2020 de la Unión Europea.

Esta intervención, que se licitó el pasado mes de octubre se ha planificado para los meses de verano con el objetivo de reducir la incidencia sobre el tráfico y los problemas de movilidad. La programación, además, se ha diseñado en dos fases y en horario nocturno para minimizar el impacto sobre la circulación de vehículos. Así, en una primera etapa que arranca mañana día 10 se realizarán los trabajos de pavimentación de este tramo de la Ronda Urbana Norte que se prolongarán hasta el próximo día 1 de agosto. Los trabajos se alternarán en función de los días en los ramales (en horario de ocho de la tarde a seis de la mañana) y en el tronco central (de 23.00 horas a 6.00 de la mañana). Una vez culminada esta fase de la actuación, se iniciarán trabajos complementarios con una incidencia menor en el tráfico.

Concretamente, el proyecto para la Ronda Urbana Norte consiste en la instalación de un nuevo pavimento fonoreductor que se caracteriza principalmente por su condición flexible de pequeño espesor, con granulometría y huecos adecuados en las mezclas, lo que lo que le confiere buenas condiciones para la reducción del ruido. Por otra parte, tiene un excelente comportamiento como capa antirremonte de fisuras, con áridos de gran calidad, resistentes al desgaste y muy limpios.

Este sistema permite además de una reducción del ruido, una gran resistencia al agua, al envejecimiento, al deslizamiento, a las deformaciones plásticas y a la aparición de fisuras. El modelo cuenta con una mayor durabilidad, con una estimación aproximada de 20 años, frente a los diez de media estimados en las mezclas utilizadas hasta el momento.

El proyecto de obras previsto incluye también la mejora de las condiciones de seguridad de la vía, mediante la instalación de una barrera de seguridad de hormigón para la separación de los dos sentidos de circulación en el tramo que va desde la salida del paso inferior de la Glorieta de Berrocal hasta las proximidades del semáforo de la Rotonda de San Lázaro, actualmente carente de dicha barrera. Su instalación en este trayecto, de unos 280 metros de longitud, constituye una demanda ciudadana, dado que esta barrera de seguridad ya existe desde el origen de la Ronda hasta el punto localizado frente a la calle Huerta de la Fontanilla. Precisamente en este lugar, frente a la calle Huerta de la Fontanilla, se va a trazar y realizar un cruce de calzada hasta la otra margen, de 28 metros de longitud, junto con tres arquetas de tráfico para la futura instalación de un grupo semafórico. Con ambas actuaciones se pretende mejorar las condiciones de accesibilidad de los sectores urbanos colindantes.

La nueva intervención cubre el trayecto comprendido entre la Glorieta de Berrocal y la Glorieta Olímpica. Asimismo, esta operación de repavimentación de calzadas incluye también las calles Telegrafistas, Parque de Grazalema y la Rotonda Berrocal, a las que se dotará igualmente de un pavimento fonoabsorbente para la disminución del ruido provocado por el tráfico rodado. Toda esta obra cuenta con un presupuesto de licitación de 774.238 euros.