Emvisesa cierra nuevas operaciones de alquiler de pisos vacíos privados

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda y suelo, Emvisesa, ha cerrado nuevas operaciones dentro del programa de captación de viviendas privadas vacías a través del alquiler y compra para darles posteriormente un uso social. Concretamente, tras las últimas firmas suscritas, el parque público ha logrado incorporar ya 43 viviendas que se encontraban sin uso y que ahora tienen fin social, de las cuales 28 han sido compradas  y 15 han sido alquiladas.

Las  dos últimas viviendas alquiladas, de tres dormitorios, se encuentran en los distritos Cerro-Amate y Sur. Emvisesa abonará a sus propietarios una renta de 480 y 330 euros, respectivamente, y se adjudicarán a dos familias que cumplan los requisitos en cuanto el departamento técnico dé el visto bueno en cuanto a las condiciones de habitabilidad.

“Este programa es una de las líneas básicas del plan municipal de la vivienda y tiene como objetivo ampliar progresivamente el parque público municipal a través de la adquisición de pisos que se encontraban sin uso por parte de sus propietarios y que pasan a tener un fin social a través de Emvisesa”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y planes integrales de transformación social, Juan Manuel Flores.

En estos días además Emvisesa ha logrado recuperar otras dos viviendas de su parque público que se encontraban sin uso por parte de sus titulares, lo que supone un incumplimiento por parte de sus inquilinos de la obligación de usarlas como domicilio habitual y permanente. En total, ya se han recuperado 36 a través de este procedimiento que permite darles un fin social de nuevo a las viviendas.

Entre todas las modalidades, la empresa pública ha logrado alcanzar la cifra de 261 viviendas vacías captadas, teniendo como meta las 638 viviendas marcadas por el Plan Municipal al finalizar el año 2023, gracias a un presupuesto de 15 millones de euros Se trata, por tanto,  de unas cifras que se aproximan al 50% del objetivo global previsto por la dirección de la empresa para un periodo de cuatro años.