El Real Alcázar registró en 2019 un récord de visitantes al superar la barrera de 2 millones

El Real Alcázar de Sevilla cerró 2019 superando por vez primera la barrera de los 2 millones de visitantes. En concreto fueron 2.067.016, con un crecimiento del 10,19 por ciento con respecto a 2018, y del 36 por ciento (casi 550.000 más) sobre 2015. Se celebraron en este recinto palaciego 880 actos, un 6,6 por ciento más, de los que 835 fueron culturales (visitas guiadas al margen de las visitas gratuitas, funciones de teatro, actividades infantiles que se desarrollan en verano o durante las vacaciones escolares de Navidad, exposiciones, actos institucionales, presentaciones de libros, conferencias, rodajes, etc.) y la segunda edición de su programa de visitas guiadas gratuitas para sevillanos y sevillanas colgó el cartel de completo todos los días, con 309 grupos y 9.270 personas.

Son los principales datos del balance del Real Alcázar en 2019 presentados hoy por el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, que ha visitado el final de los trabajos para restauración, conservación preventiva y mantenimiento de las carpinterías históricas existentes en el Palacio de Pedro I, acompañado por la directora conservadora del monumento, Isabel Rodríguez, y dos restauradores de estos elementos, Sebastián Fernández y Almudena Fernández. En conjunto, se ha intervenido sobre 12 portalones y ventanas mudéjares del Patio de las Doncellas y 17 carpinterías del siglo XIX del resto de las estancias del Palacio de Pedro I, con un presupuesto de 42.712 euros. Muñoz ha querido destacar esta labor preventiva que realizan los especialistas para así evitar el deterioro del patrimonio y ha recorrido el Salón de los Tapices del Palacio Gótico, en obras para mejorar esta amplia estancia con trabajos de albañilería, pintura –se recuperará su color original, albero con una tonalidad clara– y una nueva iluminación basada en la tecnología LED, más acorde para iluminar los elementos textiles de sus paredes y con regulación automática en función de la entrada de luz natural.

Antonio Muñoz ha aprovechado la ocasión para anunciar un cambio del sistema de reserva por internet para seguir avanzando en la ordenación del acceso al conjunto palaciego y, además, evitar la reventa de entradas a un precio mayor al oficial que aprueba el Pleno municipal. En 2019, del volumen total de visitas, un 60,33 por ciento (1.247.655) se reservaron online, un sistema que permite escoger la hora de acceso. Esa cifra supuso un incremento del 30,32 por ciento con respecto a 2018, y del 1.343 por ciento (casi 15 veces más) sobre 2015, tras la estrategia de mejoras acometidas para impulsar la compra por internet –ya se puede realizar el mismo día y desde cualquier dispositivo móvil–.

A lo largo del primer cuatrimestre del año en curso se implantará progresivamente un modelo de entrada online nominativa, es decir, que recoge nombre, apellidos y el DNI del visitante, y será comprobada y, por tanto, controlada en el acceso al Real Alcázar. Este sistema ya se ha probado con éxito en las entradas nominativas de las visitas gratuitas de las tardes de los lunes, para las que se introdujo tras constatarse una inusual acumulación de entradas, y rige en otros monumentos españoles, entre ellos la Alhambra de Granada.

“Por un lado, seguimos reduciendo las colas a las puertas del Real Alcázar y, por el otro, tratamos de atajar la reventa de entradas previamente adquiridas por internet por parte de empresas o turoperadores, y después revendidas a un precio superior al oficial”, según ha explicado el delegado. “Por tanto, en 2020 habrá un punto de inflexión en la forma de acceder al monumento gracias a esta iniciativa y, además, a las nuevas taquillas para compras sin reservas, que se ubicarán en un local anexo en el Patio de Banderas”, ha abundado.

Antonio Muñoz ha aclarado que se mantendrá el sistema de venta por taquilla –en estos momentos, cada media hora son 300 entradas online y 75 en taquilla– puesto que aún hay personas no familiarizadas con las nuevas tecnologías y también gente de turismo en la ciudad que decide a última hora visitar el Real Alcázar, aunque las nuevas taquillas permitirán también concretar en qué momento se prefiere acceder a través de la Puerta del León, lo que a su vez contribuirá a reducir las colas en esta última. Asimismo, se permitirá adquirir vía online un máximo de 30 entradas, con el objetivo de beneficiar la formación de grupos.

Por último, el delegado ha hecho hincapié en que el monumento, al margen de ser un motor capital para el turismo en la ciudad, registra un gran éxito en las entradas guiadas gratuitas para sevillanos –con grupos de 30 perdonas de martes a domingo para nacidos o empadronados en la ciudad con entrada por la Puerta de la Alcoba–, de ahí que habrá una tercera edición en 2020, y, además, dispone de una “amplia y variada agenda cultural propia y realiza una aportación de primer orden a la agenda cultural de la ciudad. ”.

 Las carpinterías históricas

En cuanto al servicio de restauración, conservación preventiva y mantenimiento de las carpinterías del Palacio de Pedro I tenía dos fases. Una se ejecutó en 2018 y otra acaba de terminar. Los objetivos de los trabajos ejecutados han sido controlar los efectos del tiempo, la lluvia, la humedad, el viento, el sol, los insectos o los roces de visitantes sobre estos elementos. Entre otras tareas se han realizado la revisión de los elementos de sujeción y giro; el desempolvado y la limpieza de las superficies; el desmontaje limpieza y reubicación de mamparas de protección; la reposición de pérdidas de almohadillas; la fijación de la decoración en relieve de estuco con falta de adhesión; la reposición de las pérdidas de elementos y la protección de metales (hierro y cobre).

Los tres principales portalones intervenidos se ubican en el Patio de las Doncellas, donde también recientemente se ejecutó la renovación y nueva reorganización de la iluminación del área de los naranjos (iluminación subterránea) y con criterios de eficiencia energética (tecnología LED), en el marco de la programación que existe en el Real Alcázar para ir progresivamente sustituyendo viejas luminarias por LED y con una luz más acorde con los elementos patrimoniales.

El plan de inversiones del Real Alcázar contempla para 2020 intervenciones sobre el patrimonio por importe de 3 millones de euros. Entre los proyectos ya redactados y a cuya licitación se procederá próximamente están la intervención integral sobre la totalidad de los azulejos cerámicos de los palacios Gótico y Mudéjar, la restauración del Estanque del Mercurio o nuevas intervenciones en las yeserías, el Salón de los Embajadores y distintas fuentes de los jardines.

 

Comentarios de Facebook

Publica un comentario