El Ayuntamiento y los empresarios alcanzan un acuerdo para regular la actividad comercial y hostelera en Semana Santa

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha presentado hoy junto al presidente de la Comisión de Movilidad, Logística y Seguridad de la Confederación de Empresarios de Sevilla, Tomás González; el presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla, Antonio Luque; y representantes de la Federación Provincial de Empresarios de Industria y Comercio de Alimentación, Droguería, Perfumería y Afines de Sevilla (Feicase) y de las grandes empresas de distribución de bebidas, el acuerdo alcanzado entre todas las partes para regular la actividad de los establecimientos empresariales, especialmente los de hostelería y alimentación, durante la próxima Semana Santa con el objetivo de contribuir a garantizar la seguridad.

Así, el delegado ha mostrado su agradecimiento al sector empresarial sevillano por “su colaboración con el Ayuntamiento y con las medidas adoptadas en aras de garantizar de un normal desarrollo de la Semana Santa y de preservar el discurrir de las cofradías y la seguridad de los miles de hermanos y hermanas que participan en los cortejos procesionales”. Los representantes del sector empresarial, por su parte, también se han mostrado satisfechos con el acuerdo alcanzado para garantizar la seguridad de los ciudadanos en estos días y, por otra parte, preservar la Semana Santa de Sevilla.

MODELO DE 2018

Todas las partes toman como referencia para este acuerdo el modelo desarrollado durante el año pasado que dio un buen resultado y garantizó la seguridad durante la Semana Santa y especialmente en la Madrugada. Sobre esta base se ha avanzado e introducido mejoras.

En concreto, el acuerdo establece cuatro puntos principales. El primero de ellos, se refiere a la norma que se viene aplicando durante los últimos 15 años y que establece que deben retirarse los veladores y que no pueden expedirse bebidas para su consumo en la vía pública ni hielo en las calles por las que discurran desfiles procesionales desde una hora antes de la llegada de la cruz de guía. Esta El objetivo de esta medida es que no se produzcan concentraciones de personas bebiendo al paso de las cofradías, así como proteger a los nazarenos evitando cortes en los pies y contribuir a la convivencia y la seguridad. Esta medida se mantendrá como en años anteriores. Como novedad este año, a petición de los empresarios, se exceptúa de esta prohibición la venta de agua y refrescos en envases de plástico de 500 ml de capacidad máxima y la de café e infusiones en vaso de cartón.

En segundo lugar, se establecen un total de siete sectores de primer nivel de seguridad en la ciudad. Así a los seis existentes el año pasado se incorpora una séptima área que comprende el Altozano, Pureza, San Jacinto y San Jorge. Los sectores quedan, por tanto, definidos de la siguiente forma:

  • SECTOR 1: Alfalfa, Pescadería, Huelva, Jesús de la Pasión, Villegas, Boteros, Pérez Galdós (desde Alcaicería de la Loza a Golfo), Ángel María Camacho, Odreros, Jesús de las Tres Caídas, Cuesta del Rosario, Entrecárceles, Francisco Bruna y Álvarez Quintero (desde Entrecárceles a Chicarreros).
  • SECTOR 2: Almirantazgo, Arfe (desde Dos de Mayo a García de Vinuesa) Toneleros, San Diego, Adriano (desde Antonia Díaz a Valdés Leal) y Francisco López Borda.
  • SECTOR 3: Encarnación, Regina, José Luis Luque, Laraña, Martín Villa, José Gestoso, Orfila, Javier Lasso de la Vega, Villasís, Duque y Alfonso XII (desde Duque hasta El Silencio).
  • SECTOR 4: Alemanes, Hernando Colón, Argote de Molina, Placentines y Mateos Gago.
  • SECTOR 5: Reyes Católicos, San Pablo, Magdalena, Pastor y Landero, Zaragoza (desde Reyes Católicos a Doña Guiomar), Canalejas (desde Marqués de Paradas hasta Bailén), Murillo, Gravina, Julio César y Paseo Colón (desde Adriano a Reyes Católicos).
  • SECTOR 6: Méndez Núñez, Bilbao y Plaza Nueva.
  • SECTOR 7 (nueva zona en 2019): Altozano, Pureza, San Jacinto (zona peatonal) y San Jorge.

En tercer lugar el acuerdo se refiere específicamente a la Madrugada y mantiene las limitaciones específicas que se adoptaron en 2018 a raíz de los incidentes del año anterior. De acuerdo a la normativa, la práctica totalidad de los establecimientos tienen su hora de cierre establecida según licencia antes de la 1.00 horas. En aquellos casos en los que la licencia establezca mayor margen horario deberán adelantar su cierre durante la Madrugada a las 1.00 horas aquellos negocios ubicados en alguno de los siete sectores que forman parte del primer nivel de seguridad. Esta medida, no obstante, tiene una mínima incidencia ya que solo afecta a un 10 por ciento de las calles del centro y, sin embargo, tiene un impacto en la seguridad muy elevado

EXCEPCIONES

Este año, como novedad, se permitirán excepciones para que determinados restaurantes puedan abrir hasta la hora que permita su licencia a establecimientos que cumplan una serie de requisitos en unas cuatro o cinco calles siempre que las vías estén ubicadas en los sectores 1 (zona Alfalfa), 4 ( zona Alemanes) y 6 (zona Plaza Nueva). Estos negocios deberán solicitar autorización cuya concesión estará sujeta a criterios de seguridad por parte del Ayuntamiento.

En cualquier caso, se fijan una serie de condiciones:

-Todo el público ha de encontrarse sentado en el interior en las mesas y sillas autorizadas, sin superarse el aforo permitido.

-No se sirvan bebidas alcohólicas.

-Se disponga de servicio de vigilancia prestado por vigilantes de seguridad integrado en empresa de seguridad privada debidamente autorizada e inscrita en el Registro General de Empresas de Seguridad del Ministerio del Interior, teniendo formalizado contrato de vigilancia, en los términos que establece el Decreto 10/2003, de 28 de enero (Reglamento General de la admisión de Personas en los Establecimientos de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas).

En cuarto lugar, en aplicación de lo dispuesto en el Plan Específico de Coordinación de la Semana Santa de 2019, durante la madrugada del Viernes Santo, todas las actividades que incluyan la venta de artículos de alimentación y bebidas incluidas en los sectores mencionados deberán cesar su actividad en el horario comprendido entre las 22.00 horas del jueves y las 8.00 horas del viernes.

El acuerdo, además de fijar unos puntos de consenso en torno a la regulación de la actividad comercial y hostelera durante la Semana Santa cumple como el objetivo de establecer la regulación con el suficiente tiempo para que todos los establecimientos afectados puedan realizar sus previsiones y ajustarse al contenido del acuerdo alcanzado.