El Ayuntamiento pone en servicio un nuevo ascensor en Pino Montano en una vivienda con graves problemas de accesibilidad

El Ayuntamiento de Sevilla, en un programa coordinado entre la Gerencia de Urbanismo y la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, ha completado y puesto en servicio un nuevo ascensor en un bloque de viviendas privado, en este caso en el barrio de Pino Montano, que ha resuelto los graves problemas de accesibilidad de esta comunidad en la que residen  16 familias. Para ello, se ha realizado una inversión de 150.000 euros.

Se trata del tercer ascensor completado y en funcionamiento dentro del programa puesto en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla dirigido a bloques de viviendas con graves problemas de accesibilidad y sin los recursos económicos y técnicos suficientes para hacer frente a la instalación de un ascensor. Para ello, se puso en marcha una convocatoria pública con criterios de carácter económico y social que determinara los beneficiarios de un programa por el que el Ayuntamiento asumiría el 95 por ciento del coste económico, la redacción del proyecto y la dirección de las obras. A estos tres ascensores se sumará en los próximos días el cuarto casi culminado en Alcosa.

“Se trata de un proyecto que ha transformado la vida de los vecinos y vecinas de este bloque de viviendas de Pino Montano con un modelo que vamos a seguir trabajando para que alcance al mayor número posible de familias con graves dificultades de accesibilidad y económicas”, ha explicado el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien ha visitado  con los vecinos y vecinas el ascensor instalado en la calle Afiladores junto al delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y al delegado del Distrito Norte, Juan Antonio Barrionuevo.

El Ayuntamiento se encuentra ahora mismo tramitando el expediente para la redacción de los proyectos y las obras de otros cuatro ascensores, cuyos trabajos se han retrasado debido a problemas administrativos de la empresa adjudicataria. En paralelo, se trabaja en la resolución de la siguiente convocatoria que contaba con un presupuesto de dos millones de euros y para la que se han presentado más de 300 solicitudes.