El Ayuntamiento establecerá controles policiales para el uso de mascarillas en las líneas de transporte público

El comité municipal de seguimiento ante la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID 19 ha acordado establecer un plan de control a través de la Policía Local para garantizar el uso de mascarilla en el transporte público y establecerá puntos de distribución para las personas que no dispongan de estos medios de protección en colaboración con la Delegación del Gobierno de España y la Junta de Andalucía. Concretamente, las unidades asignadas a Sevilla para Tussam (40.000 en total) se distribuirán por parte de Protección Civil en las paradas con más afluencia de viajeros y específicamente en las líneas con mayor número de usuarios desde la declaración del estado de alarma. La empresa de transportes, además, trabaja con el objetivo de poner a disposición de los viajeros dispensadores de hidrogel en lugares seguros y accesibles. Todas estas iniciativas se suman a las medidas y protocolos ya establecidos desde el inicio del estado de alarma para garantizar la seguridad de trabajadores y usuarios.

Concretamente, de las 100.000 mascarillas que se repartirán en Sevilla a partir de mañana para las personas que carezcan de equipos de protección, 40.000 se destinarán a las líneas de Tussam y el resto se distribuirán entre la línea 1 de Metro (40.000 mascarillas); estaciones interurbanas de autobuses (10.000) y las estaciones de trenes de Cercanías (10.000). En el caso de Tussam, el reparto será coordinado por Protección Civil en las paradas con más usuarios que ya fueron utilizadas en el anterior reparto programado y en el interior de las líneas 1, 2 y 13 que de acuerdo con los datos recabados son las más utilizadas desde el inicio del estado de alarma.

Asimismo, para garantizar el cumplimiento de la exigencia establecida por parte del Ministerio de Sanidad para los usuarios del transporte público, el comité municipal de seguimiento pondrá en marcha planes de control específico por parte de la Policía Local a partir de mañana en coordinación con la empresa municipal de transportes.

La empresa municipal de transportes además reforzará la seguridad de sus autobuses y trabajadores con el reparto de mascarillas entre sus empleados para que puedan hacer uso en todos los casos en que sea necesario salir del puesto de conducción donde cuentan con mamparas de seguridad para protegerles. Tussam es de los pocos medios de transporte público de España que cuentan con dichas medidas. En el último mes, se ha procedido además al cierre de posibles huecos en dichas mamparas con protectores vinílicos. El conductor cuenta además con un dispensador de gel hidroalcohólico que le permite la limpieza de manos cada vez que lo considere necesario y oportuno.

La empresa de transportes está analizando además desde un ámbito técnico y sanitario el uso del aire acondicionado en el interior de los vehículos y está evaluando una serie de medidas entre las que se incluyen la supresión de la cortina de aire de las puertas de salida para facilitar la ventilación y renovación del aire, la limpieza y desinfección continuada de los conductos por los que circular el aire y el incremento en la periodicidad de renovación de los filtros. No obstante, se ha solicitado al Ministerio de Sanidad que establezca un criterio único para todas las empresas públicas de transporte.

Todas estas medidas se suman a las grandes líneas de intervención para garantizar la seguridad de sus trabajadores y usuarios que se han puesto en marcha hasta el momento en la empresa municipal de transportes. Entre otras cuestiones:

  • Se ha repartido entre los trabajadores de Tussam más de 200.000 guantes, es decir, unos 100 pares de guantes por cada trabajador aproximadamente.
  • Se ha reducido el nivel de servicio hasta pasar a niveles similares a un fin de semana, y se ha limitado la capacidad de los vehículos, dejándola entre 15 y 25 personas, según el modelo.
  • Los trabajadores han hecho uso de más de 1.800 litros de hidrogel a través de los dosificadores instalados por la empresa en distinta estancias, incluido el habitáculo del conductor en el autobús.
  • TUSSAM ha implantado un programa de limpieza y desinfección diaria en el interior de los vehículos y en las zonas destinadas a los viajeros.
  • Se ha intensificado la limpieza e higienización diaria de las instalaciones, centros y puestos de trabajo en toda la empresa.
  • Se ofrece una información continua y actualizada a los viajeros en las paradas, a través de la APP y en el canal BUSSI (ubicado en el interior de los autobuses). La información recoge las últimas indicaciones del gobierno acerca de cómo proceder en caso de presentar síntomas y/o sospecha de infección, de la forma de mantener una higiene adecuada de manos y lavado frecuente, evitando tocar ojos, nariz y boca, y del mantenimiento de la distancia de seguridad, así como de la obligación de mantener abiertas todas las ventanas del autobús, etc.
  • La empresa informa de manera permanente y continuada a su plantilla sobre las medidas de higiene individual y colectiva para la prevención de la enfermedad. También ha establecido y difundido protocolos para los casos de sospecha y/o contagio.
  • Se ha suspendido el pago en metálico para evitar la transmisión del virus por contacto.
  • El acceso de viajeros sólo se permite por la puerta central (evitando el acceso por la puerta delantera) y se han inutilizado los asientos ubicados tras el conductor.
  • La empresa ha limitado el aforo de las estancias en todas sus instalaciones. Por ello, se han colocado autobuses con la función de sala de descanso en aquellos puntos con una gran concentración de conductores para realizar los relevos.
  • Se ha promovido el teletrabajo en todo el personal de administración de la empresa.
  • La unidad de Vigilancia de la Salud ha informado de forma permanente a toda la plantilla. También ha hecho un seguimiento de casos en los que hubiera sospecha de contagio.