El Ayuntamiento activa el 4 de mayo el plan de movilidad para residentes e inicia las obras de reurbanización de Mateos Gago

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo en coordinación con la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores y el distrito Casco Antiguo, ha establecido en el día 4 de mayo la fecha de inicio de los trabajos previos y los desvíos de tráfico con motivo del inicio de las obras de reurbanización y semipeatonalización de la calle Mateos Gago. La reanudación de este proyecto se enmarca dentro de la estrategia de reactivación de la ciudad así como en la apuesta por un modelo de ciudad más sostenible, habitable y saludable recogida en el Plan Sevilla Respira. Las obras están adjudicadas a la empresa Sando por un importe de 1.113.160 euros y tienen un plazo de ejecución estimado de 10 meses aunque el objetivo es que se puedan poner en servicio tramos de la vía conforme sea posible.

A partir del lunes 4 de mayo se iniciará la instalación de casetas, la retirada de mobiliarios, las catas, el vallado, la señalización y el resto de trabajos previos al inicio de las obras para lo que se implantarán ya los desvíos de tráfico y el plan de movilidad diseñado para que garantizar el acceso a los residentes. La calle quedará por tanto desde ese día completamente cortada al tráfico de vehículos. Está programado que las obras arranquen por un lado desde Alemanes a Mateos Gago y por otro lado desde la calle Fabiola a Guzmán el Bueno.

Concretamente, en esta primera fase de los trabajos se han habilitado distintos itinerarios de acceso por parte del área de Movilidad. Los residentes de las calles Rodrigo Caro, Pasaje Vila y Pasaje Andreu tendrán acceso a través de San Gregorio, Plaza de la Contratación, Miguel de Mañara, Joaquín Romero Murube y Plaza de la Alianza. La salida se realizará a través de la calle Santo Tomás, en dirección hacia la calle Santander.

Por otro lado, los residentes de las calles ubicadas al norte de la zona afectada por las obras (Guzmán el Bueno, Segovia, Don Remondo, Argote de Molina y Placentines podrán acceder a sus domicilios a través de Águilas, Plaza de la Alfalfa, Jesús de las Tres Caídas, Luchana, Manuel Rojas Marcos, Estrella, Bamberg y Abades. La calle Guzmán el Bueno quedará configurada como fondo de saco (sin salida) estando permitido únicamente el acceso a los residentes con plaza de garaje. Los vecinos de esta zona podrán realizar la salida a través de la calle Alemanes y García de Vinuesa. También verá modificado su sentido habitual de circulación la calle Federico Rubio con objeto de mejorar el ángulo de giro para los residentes con destino a la calle Fabiola.

“Éste es un proyecto importante para el conjunto histórico de Sevilla que se enmarca dentro de un modelo de ciudad más habitable y sostenible a través del Plan Sevilla Respira. La reanudación de esta obra es una decisión que forma parte de una estrategia de reactivación de la ciudad a través de la inversión pública y recuperación de puestos de trabajo perdidos por la crisis sanitaria. La transformación de esta vía, como ha ocurrido en otras obras similares que se han llevado a cabo en la ciudad, mejorará las condiciones de los residentes y de quienes desarrollan actividades económicas”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores y del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha destacado el trabajo de consenso y de diálogo en torno a esta obra que se ha llevado a cabo durante los últimos meses así como la elaboración de un plan de movilidad diseñado para garantizar el acceso a todos los residentes con plaza de garaje. “Desde el Área de Movilidad y desde el Distrito Casco Antiguo se realizará un seguimiento permanente con el objetivo de dar la respuesta adecuada a todos los residentes durante el periodo que se prolonguen las obras”.

La intervención proyectada en Mateos Gago plantea una reordenación y remodelación de la calle, marcada por la creación de una plataforma única que favorezca especialmente el tránsito peatonal y garantice la accesibilidad universal. De este modo, se amplía el espacio de los acerados y se reduce el destinado a la calzada y al aparcamiento de vehículos.

La Gerencia de Urbanismo ha diferenciado tres tramos de actuación a lo largo de la calle, teniendo en cuenta las distintas configuraciones de cada uno de ellos. En concreto se han distinguido los trayectos entre la Plaza Virgen de los Reyes y la calle Rodrigo Caro, entre ésta y la calle Mesón del Moro y, finalmente, desde aquí hasta la calle Fabiola.
A lo largo de toda la calle se establece una calzada central de 3,10 metros de anchura, flanqueada a ambos lados por sendas peatonales de dos metros, a continuación de las cuales se desarrolla otra banda de 1,40 metros en la que se situarían los árboles y los veladores. Por último, entre la zona habilitada para veladores y las fachadas de los edificios quedaría una última franja de ancho variable, con carácter estrictamente peatonal.

La empresa adjudicataria, Sando, incorporará de acuerdo con su oferta en el pliego de condiciones una mejora del plazo de garantía (24 meses adicionales), la dedicación al 100 por cien de un responsable de coordinación de las obras; la dedicación al 20 por ciento de un Técnico Especialista en Arboricultura y la mejora del suministro de los pavimentos de granito.

Tanto comerciantes como residentes han sido consultados por el Ayuntamiento acerca de este planteamiento en repetidas ocasiones habiendo sido varias las reuniones técnicas y de trabajo mantenidas con los afectados para dar a conocer los detalles del proyecto. Se ha iniciado ahora una fase de información en torno al plan de tráfico y al dispositivo de movilidad para garantizar el acceso de los residentes.