Comienzan las obras de reurbanización integral de la Plaza Salesiano Don Ubaldo, en Triana

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Gerencia de Urbanismo en coordinación con el Distrito Triana, ha iniciado las obras de reurbanización de la Plaza Salesiano Don Ubaldo, con soluciones ya definitivas para los actuales parterres fracturados y peligrosos, a partir de nuevos muros de hormigón que delimiten sus plantaciones; recuperación de espacios libres para instalar una zona de juegos infantiles y otra de aparatos biosaludables para el ejercicio físico de las personas mayores; itinerarios peatonales y accesibles; mobiliario urbano; mantenimiento del actual arbolado en buen estado y plantaciones de tapizantes y arbustos para la ampliada área verde, y renovación completa de las redes de abastecimiento y saneamiento y el alumbrado público. El presupuesto global de esta actuación asciende a 780.545,5 euros, con 8 meses de plazo máximo de ejecución.

Ese proyecto, del que han sido informados vecinos y comerciantes de la zona desde el mismo momento de su diseño, tiene como objetivo solventar la actual situación de peligro por el mal estado que presentan desde hace muchos años las fábricas de ladrillo de los parterres, dañadas por el crecimiento de las raíces de la arboleda de esta plaza. Dado que las reparaciones puntuales ejecutadas en años pasados no han solucionado el problema, se ha planteado una intervención global, que incluirá una reurbanización completa del espacio manteniendo al máximo el arbolado existente que se encuentre en buen estado y no suponga un peligro para los viandantes. Con la reordenación de todo el espacio se pretende, asimismo, una mejora de la imagen de la plaza, abriéndola y haciéndolo más accesible y se atiende así a una ya histórica demanda de los vecinos y comerciantes.

La Plaza Salesiano Don Ubaldo está enclavada en un conjunto residencial formado por 116 viviendas con garajes en planta sótano y locales comerciales a su alrededor. En concreto, es el espacio libre delimitado por esas edificaciones de cinco plantas, y limitado por las calles Trabajo y Evangelista. En total, unos 3.737 metros cuadrados de superficie.

La solución prevista garantiza el mantenimiento de toda la plantación de esta plaza, para lo cual se construirán nuevos muretes más alejados de las raíces de los árboles que los actuales, a fin de asegurar su estabilidad. Los nuevos muretes, de hormigón blanco, serán además más bajos, perdiendo, así, esa imagen de barrera que ahora proyectan, a lo que se contribuirá también con una nueva franja de plantación con formación en talud.

Con el fin de recuperar el espacio libre para los ciudadanos y ciudadanas y hacerlo más transparente se suprimirá el actual cerramiento metálico que mantiene aislada la plaza y casi escondida. Por otra parte, los naranjos con que cuenta la plaza serán trasladados a unos alcorques más amplios, puesto que el tamaño de los existentes constriñe sus raíces.