Firma del convenio para las obras de conservación de la Capillita de San José

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, han suscrito el convenio de colaboración con el superior de la Orden de Hermanos Menores Capuchinos, Eduardo Rodríguez, para colaborar económicamente en la primera fase de las obras de restauración de la Capillita de San José, un inmueble declarado Bien de Interés Cultural desde 1912 y considerado como uno de los grandes referentes del barroco sevillano.

En concreto, con el acuerdo firmado hoy el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, concederá a la Orden de Hermanos Menores Capuchinos de Sevilla la cantidad de 85.000 euros para hacer frente a un proyecto de obras con un coste total de 111.000 euros, y que responde a las actuaciones de urgencia recogidas en el informe de la Inspección Técnica de Edificios superado por la capilla. Estas obras cuentan ya con licencia.

Básicamente, las actuaciones urgentes consisten en la reparación de daños estructurales en los forjados del templo derivados de las humedades provenientes del sistema de evacuación de aguas pluviales, la subsanación de unos defectos en la instalación eléctrica y, sobre todo, la intervención de urgencia en las pinturas murales, en gran parte prácticamente desaparecidas.

La ayuda se realizará en dos pagos fraccionados, el primero de ellos, por importe del 75 por ciento del total de la subvención, a la firma del convenio que recogerá los detalles de esta colaboración, y el siguiente, correspondiente al 25 por ciento restante, a la finalización de los trabajos.

Las obras, para las que la Gerencia de Urbanismo de Sevilla ha concedido ya la licencia correspondiente, durarán alrededor de cuatro meses, durante los cuales el templo permanecerá el mayor tiempo posible abierto al culto.

Este acuerdo de colaboración y la aportación económica del Ayuntamiento forman parte del presupuesto municipal y se enmarcan en la estrategia de protección y mejora del patrimonio histórico de la ciudad reforzada gracias al nuevo marco de colaboración del Real Alcázar con la aportación de tres millones de euros anuales obtenidos a través de la subida de los precios y que tiene como objetivo permitir una mayor inversión pública en patrimonio.