El Ayuntamiento y Unicaja Banco firman convenios con la Hermandad de la Hiniesta

El Ayuntamiento de Sevilla y la entidad Unicaja Banco han firmado dos acuerdos de colaboración con la Hermandad de la Hiniesta para respaldar el proyecto de restauración y puesta en valor de los restos arqueológicos aparecidos en las excavaciones del sótano de su Casa Hermandad.

La firma de los acuerdos ha tenido lugar en el Ayuntamiento, en la que han participado el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el director de Relaciones Institucionales y con Grupos de Interés y Sociales de Unicaja Banco, Fernando Ríos; y el hermano mayor de La Hiniesta, José Antonio Romero.

El acuerdo firmado con el Ayuntamiento recoge que fue el Pleno el que aprobó el 27 de diciembre de 2017 una propuesta para apoyar económicamente el proyecto de restauración y puesta en valor de los restos aparecidos en las excavaciones del sótano de la casa de la Hermandad de la Hiniesta. En este sentido, el Ayuntamiento va a financiar el proyecto expositivo y museológico para destacar la importancia de los restos arqueológicos aparecidos en las excavaciones del sótano de la casa de la Hermandad de la Hiniesta, “de modo que redunde en beneficio del barrio de San Julián y de la ciudad de Sevilla”. En concreto, la partida destinada a este fin ha ascendido a 60.000 euros correspondiente al ejercicio 2018.

Por su parte, el convenio suscrito entre Unicaja Banco y la Hermandad de La Hiniesta recoge una aportación económica adicional para este proyecto por parte de la entidad financiera.

Este acuerdo entre Unicaja Banco y La Hiniesta se refiere a la importancia de estos restos arqueológicos, fundamentalmente por la aparición de materiales muebles fechados en el siglo VI y, sobre todo, por los restos arquitectónicos del siglo IX que demuestran la ocupación y uso de la zona del barrio de San Julián con mucha anterioridad a su integración en la planta urbana de la ciudad, sucedida en el siglo XII con la construcción de la muralla almohade (de la que se conserva un importante tramo entre la Puerta de Córdoba y el Arco de la Macarena). Son, por tanto, testimonios para articular la historia del barrio de San Julián y el sector norte del casco histórico de Sevilla. A ello se suma la aparición de pintura al fresco del periodo abbadí (siglo XI), ya que se trata de un ejemplo único en España, así como que en ningún otro lugar de nuestro país existe una pintura de época taifa de esa extensión, esa calidad y en ese estado de conservación excepcional.