El Ayuntamiento pone en marcha en una línea nocturna de Tussam un proyecto piloto de paradas a demanda

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de transportes, Tussam, la Delegación de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria y la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, pone en marcha en una línea nocturna de Tussam un proyecto piloto de paradas de autobús a demanda para prevenir situaciones de acoso y agresiones sexuales a las mujeres. El objetivo es el de recortar la distancia hasta su punto de destino reduciendo los tramos que realizan en solitario por las noches para evitar situaciones de riesgo. Este sistema a demanda arranca este viernes como proyecto piloto en la línea nocturna A1 que une el Prado de San Sebastián y el barrio de Pino Montano, en el Distrito Norte.

La delegada de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria, Myriam Díaz, y el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, junto a responsables de Tussam y representantes de entidades vecinales y de mujeres, han presentado hoy este novedoso sistema que responde a una iniciativa aprobada por unanimidad por el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla y que se pone en marcha como proyecto piloto en esta línea nocturna para su posterior evaluación y estudio de implantación en otras zonas de la ciudad.

Así, Díaz ha apuntado a “lo necesario de esta iniciativa para prevenir las agresiones sexuales a las mujeres y contribuir a disminuir la sensación de vulnerabilidad que cualquiera de ellas siente al volver sola a su casa de noche, acercándola todo lo posible hasta su punto de destino”. “Como administración pública, el Ayuntamiento de Sevilla tiene la obligación de poner en marcha cualquier medida destinada a luchar contra la desigualdad que existe en el uso de los espacios públicos para las mujeres”, ha señalado la delegada. Por su parte, el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, ha destacado la colaboración de la empresa municipal de transportes y de sus trabajadores y trabajadoras para poner en marcha una medida con la que se “pretende proteger a las mujeres, para tranquilidad de ellas mismas y de sus familias, ante la realidad de los hechos que no es otra que las situaciones de riesgo a las que se exponen cuando regresan a sus casas en horario nocturno y ello con un sistema que funcionará a demanda de las propias usuarias”.

Este sistema piloto arrancará este fin de semana en la línea nocturna A1 de Tussam y funcionará todos los viernes, sábados y vísperas de festivos con la puesta en servicio de un total de 26 paradas intermedias adicionales a las 44 ya existentes en este recorrido. La selección de estas paradas se ha realizado mediante un estudio técnico realizado por parte de Tussam en el que se ha determinado cuáles son los puntos que mayor demanda de bajada tienen. Además, se han tenido en cuenta otros factores como la iluminación de la vía o la accesibilidad de la zona en la que se ubican.

FUNCIONAMIENTO

Las paradas están indicadas en el propio recorrido de la línea y señalizadas en la vía pública como ‘a demanda’ para uso de las usuarias que previamente lo soliciten al conductor del autobús. En esta parada es exclusivamente para bajar del vehículo y para solicitarlo las mujeres deben seguir las siguientes indicaciones:

-Indicarlo previamente al conductor del autobús.

-A ser posible situarse en la parte delantera del vehículo.

-Avisarlo personalmente al conductor una parada antes.

-Salir por la puerta delantera del autobús.

Con objetivo de dar a conocer este sistema, la medida vendrá aparejada de una campaña de comunicación y sensibilización en todas las líneas de Tussam, pero especialmente en la línea nocturna A1, donde se va a llevar cabo esta prueba piloto.