Concluida la restauración del monumento a Murillo de la Plaza del Museo

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha finalizado los trabajos de conservación y restauración que desde principios de julio venía ejecutando sobre el monumento a Bartolomé Esteban Murillo que preside la plaza del Museo, donde se localiza desde 1864. La intervención, que se enmarca dentro de la estrategia de recuperación de esculturas de la vía pública y de protección del patrimonio puesta en marcha por el gobierno de la ciudad, ha contado con una inversión de 30.000 euros y se ha planificado para su ejecución y finalización durante la conmemoración del Año Murillo.

La estatua de la Plaza del Museo es obra del escultor Sabina de Medina y el pedestal sobre el que se ubica de Demetrio de los Ríos. La intervención desarrollada ha estado precedida de un profundo estudio tanto cultural (la historia del monumento, su génesis y los valores artísticos y urbanísticos que habían de salvaguardarse) como científico-técnico (caracterización de materiales, añadidos y pátinas, valoración de los tratamientos más idóneos…) para conocer las condiciones particulares del conjunto escultórico.

La estatua de la Plaza del Museo es obra del escultor Sabina de Medina y el pedestal sobre el que se ubica de Demetrio de los Ríos. La intervención desarrollada ha estado precedida de un profundo estudio tanto cultural (la historia del monumento, su génesis y los valores artísticos y urbanísticos que habían de salvaguardarse) como científico-técnico (caracterización de materiales, añadidos y pátinas, valoración de los tratamientos más idóneos…) para conocer las condiciones particulares del conjunto escultórico.

Los trabajos han abarcado tanto al pedestal como a la escultura. En el primero de estos elementos se ha realizado una limpieza específica de la superficie, a la que se ha aplicado también un tratamiento de desinfección y eliminación de biofilm. Asimismo, se han sellado todas las uniones que estaban abiertas procurando la consolidación del pedestal y otorgándole un acabado acorde al conjunto en tonalidad cromática y textura.

En cuanto a la imagen de Murillo propiamente, realizada en bronce, se ha llevado a cabo una limpieza superficial, mecánica y química de la escultura, se ha aplicado un tratamiento para eliminar e inhibir la corrosión y, se ha protegido la escultura mediante resina acrílica.